miércoles, 19 de octubre de 2016

Respetar al que piensa diferente es de personas educadas


Durante las pasadas votaciones sobre el plebiscito me quede impresionado sobre la división de los Colombianos, pero más allá de esto, no es malo que casi la mitad de los votantes pensaran diferente a la otra mitad, eso es sano, además porque cada persona se hace una idea de las cosas según sus experiencias, sus vivencias, etc.   Durante esos días y los posteriores a muchas personas que defendieron el sí a capa y espada como si esa fuera la única alternativa para la paz, cuando lo que se estaba votando no era para escoger si se quería la paz o la continuidad del conflicto, sino la legitimidad de un acuerdo que sólo traía concesiones para los Terroristas y verdugos de Colombia.
personas que piensan diferente
Cuando se empezaron a emitir mensajes de quienes defendías una u otra posición también se empezaron a mostrar tipos de personas que en su afán por atacar a quien pensará diferente dejaron escapar lo peor de ellos mismos, consientes o no conscientes muchas personas quedaron muy mal entre sus receptores, muchos empezaron a atacar a quienes pensaban diferente (si o no) de manera insultante y hasta amenazante, en estas semanas y sobre todo las posteriores creo que a muchos nos sirvieron para depurar lista de contactos, en mi caso a muchos por groseros los elimine de mis listas, a otros que siendo amigos, deje de seguirlos, y con ello deje de ver el veneno que expelían en sus comentarios, esta acción me ayudo a encontrar un punto de equilibrio en el cual no saliera afectado por insultos o por leer estupideces, ahora entiendo a muchas personas que tienen cuenta en redes sociales y se ven conectados, pero nunca dicen nada, es más ni un me gusta, son personas que son como fantasmas en las redes, sólo leyendo y observando cómo vive el resto de la gente.  Yo decidí no hacer comentarios a temas de carácter político, religioso o cualquier tema sensible, porque ha quedado demostrado que entre los Colombianos muchos no toleran que otros les piensen diferente.