lunes, 21 de junio de 2010

Apoyemos a nuestro nuevo presidente, sin olvidarnos de quienes somos

Hoy cuando los colombianos hemos elegido a nuestro nuevo presidente por la cabeza de todos nos pasa una idea en común, ojala que a Colombia le vaya bien en estos próximos cuatro años.

Quedan atrás las campañas y las encuestas que dejaron algunas dudas, dudas que nadie nos aclarará nunca, como porque estando en todas las encuestas el candidato de la U Juan Manuel Santos y el candidato del partido Verde Antanas Mockus empatados técnicamente, tanto en la primera vuelta como en la segunda los resultados estuvieron tan lejanos de dichas encuestas.

Hay quienes atribuyen a la compra de votos por parte del partido ganador y es una versión muy creíble, hablando con un amigo, esté me contaba como anécdota que detrás de él en la primera vuelta de las elecciones había unos señores comentando que les había tocado ir a votar a otro lugar a cambio de transporte y almuerzo que la campaña del candidato de la U les daría a cambio de su voto por Juan Manuel Santos.

Es doloroso que en este país aún haya tanta gente que se vende por un almuerzo, o por una promesa falsa para ayudarle con un posible mejor empleo, o con la adjudicación de un subsidio para vivienda, en fin son muchas cosas que llegan a ofrecer ciertos candidatos a los electores con tal de llegar a la presidencia de nuestro país, lo peor es que estas personas al cabo de cuatro años otra vez estarán dispuestas a venderse aún cuando a la mayoría no les cumplieron sino con un refrigerio, esto porque en Colombia no tenemos memoria, memoria para recordar hechos lamentables que en su momento estremecieron a la opinión pública, hechos como los falsos positivos, responsabilidad del Ministro de la defensa de la época, si el mismo que eligieron ayer por mayoría contundente muchos colombianos como nuestro nuevo presidente.

Hoy entonces al resto de los colombianos nos queda esperar que las promesas de nuestro nuevo presidente de mermar la pobreza, de brindar más y mejores oportunidades de trabajo, de mejorar el sistema de la salud para los colombianos además de seguir combatiendo a nuestros enemigos no se queden en eso en promesas sino que se conviertan en hechos, para el bien de todos los colombianos. Es deber de todos los colombianos velar porque lo que se prometió se cumpla, también es deber de apoyar a nuestro nuevo presidente, eso si sin olvidar nuestros ideales, porque la Ola Verde debe continuar creciendo en Colombia, Antanas Mockus, Sergio Fajardo adelante con el cambio de este país a base de ideas innovadoras, de esperanza y sobre todo de transparencia.

lunes, 7 de junio de 2010

Antanas Mockus peleara en la segunda vuelta

Aunque no fue lo que se esperaba según las encuestas de opinión, los más de 3.118.174 de votantes que apoyaron a Antas Mockus son la evidencia de que en Colombia se quiere un cambio en el modo de gobernar al país, la política tradicional esta mandada a recoger porque muchos ya no creen en los discursos adornados de mentiras, promesas que se lleva el viento y que la mayoría de las personas las olvidan y vuelven a caer en el engaño. En Colombia tenemos la oportunidad aún de cambiar las cosas votando por una persona honesta transparente y comprometida con la legalidad y la educación como lo es Antanas Mockus, sin embargo muchos no votaron en la primera vuelta por él, porque Mockus no es el mejor orador y a muchos no convence con su retorica de intelectual. En Colombia nos gusta es la gente que hable bonito, no importando que lo que diga no sea realidad, pero que nos ponga a soñar, ese no es Mockus, él es parco en su hablar pero deja muy claro lo que él quiere para el país, ese país que todos nos merecemos sin corrupción, sin falsos positivos, sin violencia, con mejores oportunidades para los pobres, porque en Colombia son más de la mitad de la población.

Antanas Mockus tiene una segunda oportunidad al enfrentar a Santos en la segunda vuelta, aunque este último lo aventaje por el doble de votos.

Pero quienes le apuestan a Mockus saben que no se necesita hablar bonito para ser efectivo, la mayoría de los genios en la historia se conocieron por ser introvertidos, de pocas palabras, pero sus logros fueron y han sido en beneficio de la humanidad, ese es Mockus una persona extremadamente inteligente que quiere cambiar la historia de nuestro país, no con palabras sino con hechos, es por eso que hay que acompañarlo hasta el final y darle el sí a su programa a favor de la legalidad y la educación, esa a la que tantos colombianos no tienen acceso y a los políticos tradicionales no les importa, porque para ellos es más fácil gobernar un pueblo que no piense, “al pueblo pan y circo”, y estará contento, para los gobiernos autoritarios mientras menos piense la gente o los cuestione sobre lo que hacen, mientras menos se involucren en las cosas que realmente importan... es mucho mejor. Es lo que pasa en Colombia, esto tiene que cambiar.